Renting tecnológico

En qué consiste el renting tecnológico

El renting tecnológico es un alquiler a largo plazo de un bien elegido por el cliente, cuya propiedad la ostenta la empresa de renting, en el que se incluyen los gastos habituales derivados del uso y disfrute del mismo. Con el objetivo de facilitar la utilización del bien, el renting está especialmente indicado para obtener el máximo rendimiento y calidad en bienes sujetos a una rápida obsolescencia como puede ser el caso de la informática.

Sus ventajas

Ventajas contables

La cuota del renting se contabiliza directamente como un gasto corriente, evitando varios asientos contables.

Ventajas fiscales

La cuota es un gasto deducible en su totalidad, asi mismo el IVA de la cuota es complensable hasta el total.

Ventajas financieras

Permite la utilización del bien sin tener que realizar desembolsos por su compra. no se computa como endeudamiento y, por lo tanto, no reduce capacidad de crédito.

Ventajas genéricas

Reduce los costes internos y el tiempo de gestión de los bienes, cediéndolo al especialista. Elimina la pérdida de valor en la venta del bien usado y cualquiera puede utilizarlo.

¿El renting está regulado juridicamente?

No está considerado un producto financiero por lo que no se encuentra bajo la disciplina reguladora y el control del Banco de España, como ocurre en el caso del leasing, y se le aplica la regulación que contiene el Código Civil sobre arrendamiento de bienes inmuebles.

%

Rentabilidad

%

Garantias

%

Riesgo

Ponte en contacto con nosotros ¡Tenemos lo que necesitas!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies