Llámanos al 950 27 09 90 // 664 45 52 77 comercial@ruano.com

El pasado viernes 13 de marzo ha sido aprobado el Real Decreto -ley 7/2020 de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19.

Este decreto habla sobre las medidas estrictamente tributarias y financieras que se van a poner en marcha por ahora, dirigido específicamente al colectivo de PYMES y autónomos.

Se esperan otras medidas fiscales en ámbitos como el laboral, Fiscal y de Seguridad Social. Las medidas destacados son:

El aplazamiento del ingreso de todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación se halle comprendido entre el 13 de marzo de 2020 y el 30 de mayo de 2020. El aplazamiento se hace extensivo también a deudas tributarias que hasta la fecha resultaban inaplazables como:
– Las retenciones (de trabajadores, alquileres y profesionales entre otros)
– Declaraciones de IVA
– Pagos fraccionados del impuesto de sociedades.
Las solicitudes presentadas, a efectos prácticos, significa que el importe global de aplazamiento a solicitar por cada obligado tributario por todas sus deudas no puede exceder los 30.000,00 €.

Las condiciones del aplazamiento otorgado serán las siguientes: El plazo será de seis mesesNo se devengara interés de demora durante los primeros tres meses de aplazamiento.

Por otro lado, el Gobierno también ha aprobado líneas de crédito (ICO) de 400 millones de €.

Si bien es una medida que a corto plazo para aliviar tensiones de tesorería, tras las medidas de la reunión del consejo de ministros del 14 de marzo de 2020, todas las empresas estamos a la espera que se publique otras tras el real decreto tras la reunión del consejo de ministros, según avanza la prensa y medios. Os mantendremos informados.

Abrir Chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by